Logística entre dos aguas, envases y embalajes. Greenwashing

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
0
(0)

De verdad, no creo que vaya a hacer muchos amigos con este artículo. Pero por ello, no voy a dejar de dar mi punto de vista sobre lo que he visto esta mañana en la Feria de Logística y Embalajes en IFEMA.

No es el primer año que voy a la feria. Al final de mi etapa profesional anterior (relacionada con el sector logístico) me aficioné a ir y ya llevo unas cuantas ediciones (COVID mediante). A esto le uno mi pasión por el plástico y no pierdo la oportunidad de dar una vuelta y ver novedades e innovaciones.

Pues en la edición de este año, he salido “con el corazón partido” y con una mezcla de sabores, o mejor dicho, sinsabores.

AUTOMATIZACION DEL SECTOR LOGISTICO

Voy a empezar por lo que me ha generado sentimientos más positivos y optimistas. El sector logístico es clave en nuestra economía y no deja de innovar en automatización y sistematización de la actividad

En uno de los stands principales de la feria lo hemos comentado. Las peticiones para automatizar diferentes partes de la cadena logística están aumentando. Esta año han alcanzado los 30.000 pedidos en Europa, y en China tenían una estimación de 28.000, pero la realidad es que lo han triplicado.

Pero la automatización va más allá de incorporar robots, también cuenta la simulación 3D, aplicar inteligencia artificial e integrar el internet de las cosas. El campo es muy amplio y los cambios vertiginosos.

Como final de la conversación, nos preguntamos: ¿nuestras empresas están preparadas? En este punto nos quedamos callados y el silencio fue revelador.

LOGISTICA ENTRE DOS AGUAS

Después de ver esta parte, que además está al inicio de la feria, me pareció entrar en un túnel del tiempo cuando visité la zona de retractilados, embolsados, enfajados y plastificados. Primero, me llamó la atención los pocos stands que había, pero lo más importante es que no hay cambios considerables.

Me podía retrotraer a ediciones anteriores y no hubiese pasado nada. ¿Por qué ocurre esto? ¿Esta parte del sector no tiene nada que aportar o está tan maduro que empieza a ver el final de la actividad?

Quiero pensar que la respuesta está en la primera parte de la feria. Es decir, el grado de automatización va a ir aumentando y ellos van a quedar fuera de este proceso. A parte de que muchas empresas empiecen a considerar esta actividad como poco interesante y que no aporta mucho a su cadena de valor.

Va a ser importante hacer un seguimiento en no más de dos años.

EMBALAJES Y ENVASES

Y ahora quiero centrarme en la segunda parte de la visita: los embalajes.

Los que me conocéis, estáis al tanto de que mi trayectoria profesional está muy unida al plástico (electrónica y automoción) y que tengo cierta debilidad por él, pero esto no quiere decir que lo acepte sin poner condiciones. Plástico sí, pero con un uso racional y responsable. El usar y tirar no es admisible.

Después de esta aclaración, resumo mi experiencia en la feria de embalajes como GREENWASHING.

En todos los stands brillaban palabras como: sostenibilidad, economía circular, medioambiente, reciclable, compostable y reciclado (esta última bastante menos)

Debí tener mala suerte, porque las personas con las que pude hablar tenían un claro perfil de ventas y a la hora de intentar profundizar un poco, no salían del discurso aprendido.

Me consta que hay empresas que intentan hacerlo bien y avanzar hacia embalajes más responsables, así como un uso racional. Pero su trabajo se ve embarrado por el de otros que se suben a la moda de la sostenibilidad para que aparezca en el stand y como atractivo de venta: GREENWASHING.

¿Para cuándo tendremos una normativa que nos permita separar el grano de la paja?

Si entre los fabricantes hay esta mezcla de conceptos y esta falta de rigor, ¿qué nos llega a los consumidores?

Se nos pide reciclar. Pues bien, una pregunta ¿qué hacemos con una bandeja de PLA?, ¿va con la fracción de orgánico a compostar o a la de envases? Pero lo más importante, ¿cómo la identificamos?

Un último detalle. ¿Qué confianza te transmite un fabricante de embalajes al que le preguntas qué material usa, si es PET, PE u otro y su respuesta (después de dudar) es: usamos plástico sostenible?

Conclusión. Entré con la emoción de los sistemas automatizados para la gestión de almacenes y salí escaldado con el lavado de sostenibilidad de los envases.

¿Te resultó útil este artículo?

Haz click en una estrella para valorarlo

Valoración media 0 / 5. Votos totales: 0

Sé el primero e valorar este artículo.

Deja un comentario

Cómo implantar la Economía Circular en mi empresa

¿Quieres saber cómo implantar la Economía Circular en tu empresa?

Te lo explicamos todo en este ebook.