Estragia Española de Economía Circular

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
5
(2)

La Estrategia Española de Economía Circular es un documento clave para posicionarnos dentro del contexto global y aproximarnos al Pacto Verde Europeo.

Han pasado dos años desde el borrador y todos los vaivenes políticos lo han tenido guardado en el baúl, a la espera de una necesaria estabilidad institucional.

Esta Estrategia se lanza en un momento crucial a nivel mundial debido a la COVID-19, que está poniendo en evidencia un sistema económico dependiente de materias primas y recursos, propio de un sistema lineal de producir y consumir, el ya famoso extraer-producir-usar-tirar.

La COVID-19 nos ha demostrado nuestra necesidad de recursos que no tenemos y que bloquean nuestro actual sistema. Sirva como ejemplo la producción de paracetamol, en Europa no hay ninguna empresa que lo fabrique, necesitamos la producción que se realiza en Asia. Otro caso es la necesidad de las materias primas críticas que provienen, en su gran mayoría, de otros continentes.

En este artículo, no tengo la pretensión de revisar toda la Estrategia, mi objetivo es dar unas pinceladas de los que considero puntos más importantes, así como una serie de aportaciones que creo necesarias de cara a su desarrollo e implantación de los planes de acción previstos.

ACTORES DEL CAMBIO

Considero que el punto de partida principal es centrar todo el trabajo en tres actores imprescindibles:

  • La sociedad
  • Las empresas
  • La administración

La coordinación de los tres es fundamental, así como la participación a la hora de consensuar objetivos y tomar decisiones. En el momento que uno de ellos (el que sea) no esté en igualdad de condiciones frente a los otros dos, el sistema estará cojo. Como un banco de tres patas, si una de ellas es más corta, el banco no sirve.

 

OBJETIVOS ESTRATÉGICOS

Con esta base, la Estrategia plantea un decálogo sobre el que crear las diferentes actuaciones que se van a llevar a cabo (Objetivos estratégicos).

  • Proteger el medio ambiente: no tenemos un plan B para este planeta que es nuestra casa.
  • Análisis del ciclo de vida: con el ecodiseño como eje principal. Será la llave para preservar os recursos que forman parte de nuestros productos y servicios.
  • Jerarquía de residuos: el mejor residuo es el que no generamos.
  • Reducción de residuos alimentarios.
  • Eficiencia en la producción: aprovechar los medios técnicos disponibles, innovar.
  • Consumo sostenible: un modelo responsable e informado.
  • Sensibilización y comunicación: ligado al anterior, ampliado sobre el entorno empresarial y científico.
  • Empleo: capacitar sobre las nuevas necesidades laborales. Desaparecen empleos, pero se crean otros nuevos.
  • Investigación e innovación: sinergias público-privadas para desarrollar nuevas tecnologías.
  • Indicadores: lo que no se mide, no se puede mejorar.

METAS

Estos Objetivos están asociados a unas metas cuantificables. Estas metas pueden considerarse ambiciosas o modestas. Yo prefiero pensar que son un punto de partida que habrá que ir ajustándolos (de forma más ambiciosa) en función de los resultados que se vayan obteniendo según se avance que la Estrategia y Planes de Acción. Las metas propuestas para 2030 son:

  • Reducir un 30% el consumo de materiales relacionado con el PIB y con 2010 como base.
  • Reducir los residuos un 15% sobre 2010
  • Reducir los residuos de alimentos un 50% en hogares y un 20% en producción y suministro.
  • Incrementar la reutilización de los residuos urbanos en un 10%
  • Reducir los GEI a 10 millones de toneladas de CO2
  • Ser un 10% más eficiente en el uso del agua.

Entre las metas, echo en falta considerar el uso de la energía, tanto en eficiencia como en sus fuentes. Entiendo que se considerará en los Panes de Acción.

Por otra parte, referente al agua y en un país como España donde es un recurso fundamental y escaso, creo que la meta debería reenfocarse y tener en cuenta la reutilización y aprovechamiento de aguas grises, amarillas y marrones, tanto en edificios residenciales como instalaciones industriales (el Código Técnico de Edificación podría ser una opción). Los Planes trienales deberán considerarlos.

Podríamos seguir valorando este punto de las Metas, pero creo más oportuno esperar al Plan del periodo 2021-2023, así como las diferentes actuaciones que se están haciendo a nivel Proyectos de Ley y Anteproyectos (residuos, energías renovables, cambio climático,….)

 

SECTORES PRIORITARIOS

La Estrategia define 6 sectores prioritarios muy relacionados con la Economía Circular y las características de nuestro tejido empresarial y económico:

  • Construcción: se orienta en dos direcciones, por un lado la mejora en la eficiencia de recursos y nuevas técnicas y materiales, por otro lado, una mejor gestión de los residuos de construcción y demolición.
  • Agroalimentación, pesquero y forestal: el objetivo principal es obtener alimentos de mayor calidad con menor impacto ambiental. Todo un reto relacionado con usos eficientes de agua, usos de fertilizantes y reducción de residuos.
  • Sector industrial: considera temas como el ecodiseño, nuevas tecnologías, eficiencia, nuevos modelos de negocio,…., un campo muy amplio y condicionado por el sector afectado.
  • Bienes de consumo: volvemos a considerar el ecodiseño y se deben tener en cuenta la obsolescencia percibida y técnica.
  • Turismo: con dos ejes principales el uso del agua y la gestión de los residuos generados.
  • Textil y confección: muy vinculado a los modos de producción (vuelve a aparecer el ecodiseño) y a los modos de consumo. La recogida y tratamiento de los residuos será uno de los puntos clave. Detrás tenemos un sector tan importante como el de los plásticos.

INDICADORES

Los indicadores son imprescindibles para ver la evolución de las acciones que se lleven a cabo. En este sentido, se toman como referencia los indicadores que utiliza la Comisión Europea más uno relacionado con las emisiones de GEI.

Los indicadores se agrupan en 4 bloques:

  • Producción y consumo: materias primas, contratación pública, residuos y residuos alimentarios.
  • Gestión de residuos: tasas globales de reciclaje y tasas de reciclado según flujos.
  • Materias primas secundarias: contribución sobre el total de materias primas y su comercio.
  • Competitividad e innovación: inversiones privadas, empleo y valor añadido, patentes en gestión de residuos.

 

CONCLUSIONES

La Economía Circular es transversal a todo el sistema económico actual y, por lo tanto, incumbe a los actores mencionados en el artículo y a todas las actividades que engloban. Así se refleja en la Estrategia y así lo veremos en los Planes trienales con sus acciones y repercusiones legislativas que van a traer.

Tendremos que esperar para ver el primer Plan para el periodo 2021-2023 y terminar de valorar.

Antes de esto, sí que quiero hacer alguna aportación que creo que se debe tener en cuenta en la Estrategia y que he echado en falta.

  • Respecto al agua, ya he comentado que tendría que tener un peso más importante. Es cierto que se menciona en varias ocasiones, pero creo que tenemos que avanzar un paso más y aumentar los objetivos y tenerlo muy en cuenta en las acciones.
  • Referente a la energía, su uso eficiente y su avance a un entorno renovable no lo he visto muy reflejado en la Estrategia. Hay que remitirse a la Ley de Cambio Climático, pero creo que tendría que coger mayor peso en un entorno circular como el de la Estrategia.
  • El apartado de Políticas me ha parecido que ha tenido poca profundidad en algunos aspectos y creo que es muy importante saber más en campos como la financiación, fiscalidad, empleo o innovación. Muchas empresas van a estar muy pendientes de ellas.
  • Relacionado con las materias primas secundarias, están presentes en los indicadores, pero no se las menciona mucho más. Creo necesario avanzar bastante en ellas a nivel legal en asuntos como clasificación subproducto/residuo y garantía de calidad de estas materias. Esto condicionará su incorporación más rápida o lenta.

 

COVID-19

Por último, la situación actual a nivel sanitario nos deja con muchas incertidumbres a corto plazo. El desarrollo de la Economía Circular no tiene presente, de forma directa, ámbitos sanitarios, pero creo que es el momento de considerarlos. Por sus necesidades de recursos y la gran cantidad de residuos que se generan (incluso peligrosos). Es el momento de crear mecanismos que los tengan presentes e incluyan en la circularidad. Estamos a tiempo.

La Estrategia ha dado un paso más hacia la Economía Circular, pero solo estamos empezando. Tenemos un largo camino por delante.

¿Te resultó útil este artículo?

Haz click en una estrella para valorarlo

Valoración media 5 / 5. Votos totales: 2

Sé el primero e valorar este artículo.

Deja un comentario

Cómo implantar la Economía Circular en mi empresa

¿Quieres saber cómo implantar la Economía Circular en tu empresa?

Te lo explicamos todo en este ebook.