Innovar en Economía Circular

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
5
(1)

Desde hace unos meses, estamos trabajando en una nueva herramienta para innovar en economía circular, es “Circular Sprint”.

Durante este tiempo, estamos analizando las necesidades reales de las empresas.

  • Hemos hecho un prototipo inicial de herramienta.
  • Hemos hablado con clientes.
  • Recursos que ya existen los hemos revisado y probado en nuestras carnes.
  • Y también hemos buceado en busca de casos que ya hayan andado parte del camino y compartan sus experiencias.

A lo largo de este trabajo, dimos con un informe del “World Business Council for Sustainable Development” (más conocido por sus siglas WBCSD) muy interesante y que da unas pautas de cómo empezar a innovar en economía circular, con casos reales de mayor o menor éxito.

Hasta 80 empresas del WBCSD han revisado su situación frente a la economía circular y la gran mayoría (el 97% de estas empresas) reconocen que la economía circular impulsa la innovación para ayudar a que la empresa sea más eficiente y competitiva en áreas como el abastecimiento, el desarrollo de productos y los procesos de producción.

¿Pero cómo empezar este cambio de paradigma?

Nuestra recomendación es dividir el desarrollo en tres partes, como ya hacen desde WBCSD.

  • En primer lugar innovar en procesos circulares. Es el camino más “fácil” y se relaciona, principalmente, con áreas como producción y/o logística. El objetivo es conseguir la máxima eficiencia en el uso de recursos y el tratamiento de los residuos generados.
  • El siguiente paso es innovar en productos circulares. Este salto es bastante importante para las empresas, ya no hablamos de un área o departamento, ahora involucra a la empresa: diseño, compras, producción, ventas, calidad,…, sin olvidar a proveedores y clientes, que de un modo u otro se suben a la innovación de crear productos circulares.
  • Por último, innovar en nuevos modelos de negocio circulares. En esta gran evolución, ya no es que se implique toda la empresa, es que la estamos poniendo patas arriba para buscar nuevas formas de generar valor. Los cimientos tiemblan y no muchos llegan a este punto. Personalmente, en este último nivel del desarrollo, el cliente marcará el camino con sus necesidades o cambios de hábitos de consumo.

Y dentro de la empresa ¿en qué actividades se está innovando?

Identificamos 6 áreas principales sobre las que trabajar:

  • Recogida y reciclaje de productos al final de su vida útil. Aunque un producto deje de ser útil, no quiere decir que no tenga componentes valiosos en perfecto estado y que se pueden reutilizar, reintroducir en el proceso de producción o usar como repuesto. Y lo que no pueda seguir este camino, se puede reciclar. ¿Y si de este modo fidelizamos al cliente? Ventaja añadida.
  • Compra de materiales regenerativos o reciclados. En nuestros procesos productivos, se pueden integrar, junto las materias primas habituales, materias primas secundarias. Esto nos permite reducir la dependencia de flujos logísticos que pueden afectar a nuestra actividad (por escasez o precios). Además de reducir el impacto medioambiental. Un ejemplo lo tenemos con las materias primas críticas definidas por la Comisión Europea.
  • Producción eficiente y libre de residuos. ¿Qué empresa no busca la eficiencia de sus recursos o no tiene un gestor de residuos? Está claro que todas, pero hay que ir un paso más allá. ¿Cuántas aplican un método y reducen el tiempo de implantación de las mejoras? ¿O cuántas aplican el concepto de “cero residuos”? Pues esto es innovar en un proceso circular.
  • Uso de los activos de la empresa de modo responsable, prolongando su vida. A veces perdemos la perspectiva de que no somos solo fabricantes de “algo” y lo vendemos, también somos clientes. Por lo que tenemos que unir a nuestros proveedores/colaboradores en este viaje. Ellos también han de adoptar estas acciones y ayudarnos, por ejemplo, en prolongar la vida útil de lo que les compramos, así como su posterior reutilización, reparación, uso como repuestos, refabricación o reciclado. Pero no solo tenemos que pensar en nuestras líneas de producción, tenemos más activos como equipos informáticos, vehículos, equipos de calidad, edificio,…
  • Diseñar productos reutilizables, reparables y reciclables. A lo largo de los anteriores puntos lo hemos ido comentando: reutilizar, reparar, refabricar, reciclar. Pero esto ha de partir desde el diseño. Cualquiera de las acciones anteriores ha de ser lo más sencilla y rápida posible, ha de ser eficiente. Aquí entran conceptos como: modular, desmontable, simpleza de materiales,…, un producto circular parte de un diseño circular.
  • Producto vs servicio. De todas las áreas que comentamos, es la que se encuentra menos avanzada, también la podemos conocer como “servitización” o pago por uso. Hay que considerar dos factores: uno interno y relacionado con productos o modelos de negocio circulares, los más complicados de implantar en las empresas; el segundo factor es externo y tiene que ver con los hábitos de consumo de nuestros clientes (“educarlos”). Estos dos factores complican mucho esta área de innovación, pero considero que puede ser una consecuencia de la suma de las áreas anteriores. Por ejemplo, un diseño de un producto circular que vincule a la empresa con el cliente (leasing/alquiler) y que lo fidelicemos, convirtiéndolo en recurrente. Pero, importante, el producto es propiedad de la empresa. Ya hay algunos ejemplos de empresas de electrodomésticos o ropa.

Para terminar, una pregunta, ¿nuestra empresa dónde se encuentra dentro de todo este proceso?

Es muy probable que haya diferentes casos:

  • Unas empresas que ya han dado los primeros pasos y empiezan a recoger frutos.
  • Empresas que han comenzado, pero todo va muy despacio.
  • Otras empresas que han tenido experiencias negativas y no quieren reincidir.
  • Empresas que no tienen claro cómo empezar.
  • O empresas que piensen que esto no va con ellos.

En cualquiera de estos casos, “Circular Sprint” tiene mucho que aportar.

PD: Podemos dejar para más adelante revisar factores de éxito que nos ayuden en la innovación en economía circular, así como ver algunos ejemplos

¿Te resultó útil este artículo?

Haz click en una estrella para valorarlo

Valoración media 5 / 5. Votos totales: 1

Sé el primero e valorar este artículo.

Deja un comentario

Cómo implantar la Economía Circular en mi empresa

¿Quieres saber cómo implantar la Economía Circular en tu empresa?

Te lo explicamos todo en este ebook.