CONSULTORÍA
Trabajamos con las empresas para ayudarlas a optimizar sus recursos y hacerlas sostenibles.
  • Ahorro de costes
  • Calidad óptima
  • Más clientes
  • Cumplimiento legal
  • Mejora de la imagen
MIS OBJETIVOS

¿Qué hago?

Está muy claro que todas las empresas están en constante movimiento buscando cómo:

  • Reducir costes
  • Obtener la calidad óptima
  • Mantener y aumentar su cartera de clientes
  • Cumplir la legalidad vigente

En resumen, el objetivo es ganar dinero y, si lo acompañamos de crecimiento, mejor.

A todo esto, hay que unir que los recursos de la propia empresa están ajustados (costes milimetrados) y que el trabajo diario nos impide ver más allá de las cuatro paredes de nuestro despacho.

Aquí es donde puedo ayudar a tu empresa.

Mi misión es formarte, acompañarte y orientarte para conseguir una empresa eficiente y sostenible. Mejorar los resultados económicos y reducir la repercusión en el medioambiente.

Te ofrezco una consultoría ágil y según tus necesidades, pongo mi conocimiento, experiencia y red de contactos  a tu disposición para llevar adelante tu empresa:

  • Realizando un diagnóstico de los procesos claves
    Proponiendo acciones de mejora, optimizando recursos, flujos, tiempos y aquellos factores que intervienen en la cadena de valor
  • Estableciendo indicadores que permitan valorar las acciones tomadas y detectar cualquier desviación del objetivo.
  • Posicionando a tu empresa dentro de una estrategia de responsabilidad social empresarial.

Y todo esto con un claro enfoque circular y sostenible, reduciendo residuos y fomentando el respeto por el medio ambiente. Incorporando a la empresa el factor sostenibilidad que lo posicione ante clientes y sociedad.

MIS MOTIVACIONES

¿Por qué lo hago?

El mundo empresarial es altamente competitivo y más después de la crisis de la que hemos salido. Ya hay expertos que pronostican un nuevo ajuste en los próximos años. Así pues, hay que prepararse:
  • Las materias primas tienen fluctuaciones importantes de precios y disponibilidades
  • Recursos como energía y agua están en constante evolución con importantes beneficios
  • Las normativas medioambientales y de residuos son cada vez más estrictas
  • La competencia es cada vez mayor
  • Los clientes se fijan no solo en el producto/servicio ofrecido, sino también en quién lo ofrece, quién es, cómo es su actividad y responsabilidad social
Ante todos estos retos, la Economía Circular se presenta como herramienta de trabajo imprescindible.
MI METODOLOGÍA

¿Cómo lo hago?

Cada empresa tiene sus necesidades y sus peculiaridades. Lo que a una le sirve, a otra puede que no, aunque el problema sea el mismo.

El primer paso es un diagnóstico de la situación inicial:

  • Flujos de materiales, recursos, residuos.
  • Procesos productivos.
  • Ciclo de vida del producto/servicio.

A continuación, definimos un plan de acciones con las mejoras  planteadas tras el diagnóstico:

  • Económicas.
  • Modificación de procesos.
  • Reducción de residuos.
  • Energía, agua.

Una vez implantadas las mejoras, no se acaba el trabajo, hay que establecer  indicadores  que midan la eficiencia de las mejoras, anticipándose a desviaciones de las mismas.

Estas tres fases son modulares, según la necesidad de cada empresa, se puede realizar una, dos o las tres. Pero lo recomendable es hacer todo el ciclo.

Para llevarlo a cabo, me integro en el equipo de la propia empresa, trabajando desde dentro. Yo no soy un agente extraño que le va a quitar el trabajo a nadie, ni va a medir lo bien o mal que hace el trabajo alguien.

Voy a definir oportunidades de mejora para que la empresa sea rentable, eficiente y sostenible. La última palabra la tiene la propia empresa.

Como último objetivo está que la empresa sea capaz de mantener la línea de trabajo que se establezca, es decir, que no me necesiten. Aunque no desaparezco, estaré disponible para cualquier necesidad.